Crepúsculo en Venecia

“Crepúsculo en Venecia” es una de las obras más icónicas del famoso pintor impresionista Claude Monet. Fue pintada en 1908 durante su estancia en Venecia, Italia, y representa uno de los momentos más impresionantes del día en la ciudad: el crepúsculo.

La obra presenta una escena de la laguna de Venecia con la silueta de la ciudad al fondo. En el agua se reflejan los tonos rosados y anaranjados del cielo al atardecer, lo que da lugar a una mezcla de colores suaves y armoniosos que caracteriza el estilo impresionista de Monet.

La pincelada suelta y el uso de la luz natural son elementos clave en la obra de Monet y se pueden apreciar claramente en “Crepúsculo en Venecia“. El artista jugó con las sombras y las luces para darle profundidad y movimiento a la pintura, y utilizó una paleta de colores suaves y luminosos para capturar la atmósfera del lugar.

1908 – Óleo sobre lienzo (73 x 92,5 cm.)