Autorretrato

Vincent van Gogh (1853-1890), París, julio-agosto de 1887

óleo sobre lienzo, 43,2 cm x 31,3 cm

F 109V, JH 1303

Museo Van Gogh, Amsterdam

Van Gogh ha pintado este autorretrato en una multitud de azules. No solo el fondo, sino también su rostro, incluso el blanco de sus ojos es azul.

Pintó el autorretrato en la parte posterior de una naturaleza muerta porque no podía permitirse ningún lienzo nuevo. Anteriormente, a veces había obtenido materiales de pintura a crédito o a cambio de pinturas. Los obtuvo de Père Tanguy, propietario de una tienda de suministros de arte parisina. Pero la esposa de Tanguy puso fin a eso. Vincent escribió enojado a su hermano Theo, describiéndola como una “vieja bruja”.