Bodegón con molinillo de café, pipa y jarra

1884-1885

Óleo sobre cartón sobre tabla

33,7 x 42,7 cm

F 52, JH 535

Bodegón con molinillo de café, pipa y jarra” o “Bodegón con jarra de hombre barbudo” es una de las muchas pinturas de bodegones que Vincent Van Gogh creó a lo largo de su carrera artística. Esta obra, ubicada en el Museo Kröller-Müller en los Países Bajos, destaca por la inclusión de una jarra de cerámica decorada con el rostro de un hombre barbudo.

En este cuadro, Van Gogh muestra su maestría en el género del bodegón. Utiliza la luz y la sombra de manera experta para dar volumen y profundidad a los objetos que pinta. El uso del color también es notable, especialmente en la jarra barbuda, que es el centro de atención del cuadro.

La “jarra de hombre barbudo” es un tipo de cerámica que se origina en la región de la Provenza, en el sur de Francia. Estas jarras a menudo se usaban para almacenar y transportar aceite de oliva, y se dice que la cara barbuda servía para alejar el mal de ojo o la mala suerte.

En el contexto de la vida de Van Gogh, esta obra puede verse como parte de su exploración continua de la vida y la cultura de la gente común. El bodegón es una forma de arte que tradicionalmente se utiliza para representar objetos de la vida cotidiana, y en esta obra Van Gogh ha optado por incluir una jarra que es un símbolo fuerte de la cultura provenzal.

La elección de Van Gogh de pintar un objeto tan singular sugiere su interés y respeto por las tradiciones y la cultura del pueblo común. Al igual que con sus retratos de campesinos y trabajadores, esta pintura muestra su compromiso con la representación auténtica y sin adornos de la vida cotidiana.