Cangrejo de espaldas

óleo sobre lienzo, 38,0 cm x 46,8 cm

París, agosto-septiembre de 1887

F 605, JH 1663

Museo Van Gogh, Ámsterdam

Van Gogh tomó la idea de pintar un cangrejo a partir de los grabados japoneses que tanto le gustaban. Allí había encontrado el mismo tema. Vincent y su hermano Theo coleccionaron coloridos grabados en madera japoneses.

Aquí, Van Gogh pintó el cangrejo en tonos rojos brillantes sobre un fondo verde. Experimentaba con lo que llamó “las leyes del color” descritas por el pintor francés Eugène Delacroix (1798-1863). Según esta teoría, colores como el rojo y el verde forman un par. Se conocen como complementarios porque, cuando se colocan uno al lado del otro, ambos tienen un efecto más fuerte. Van Gogh era un gran admirador de Delacroix y había aprendido sobre su teoría del color en los libros de Charles Blanc.