Casa con girasoles

Vincent van Gogh llegó a París antes de lo acordado en febrero de 1886 y se encontró con su hermano Theo en el Musée du Louvre. Ambos vivieron juntos en diferentes apartamentos durante su estadía de casi dos años en la ciudad. Durante este tiempo, Van Gogh experimentó un cambio radical en su estilo artístico, adoptando colores vivos y técnicas distintivas en sus pinturas al óleo. El cuadro “Jardin devant le Mas Debray o Casa con girasoles” captura este momento crucial en el verano de 1887, donde el color, el tema y el estilo de Van Gogh se consolidaron, marcando el comienzo de su período más productivo en París y más tarde en otras ciudades de Francia.

Durante su estancia en París, Van Gogh tuvo la oportunidad de conocer a los innovadores artistas de la época, como Paul Signac, Georges Seurat, Henri de Toulouse-Lautrec y Émile Bernard. Aunque no había visto obras impresionistas antes de su llegada, pudo explorar y absorber los avances artísticos de la vanguardia parisina. La ciudad y su círculo de amigos artistas influyeron en su paleta de colores y técnicas, abandonando la oscuridad de sus primeras obras y abrazando una nueva pasión por el color.

Óleo sobre lienzo
31,5 x 41,0 cm.
París, Verano, 1887
F 810, JH 2109

Colección privadasubastada el 16/05/2023 en Sotheby’s